Laura Belmont

Blog personal de Laura Belmont. Información sobre salud integral y cardiovascular, enfermedades cardiacas y embarazo. Resuelve tus dudas y agenda una cita.

Tratamiento de la Hipertensión II

La hipertensión es el incremento sostenido de las cifras de presión arterial, es una enfermedad que no se cura, únicamente se controla para su diagnóstico es posible consultar un médico general o médico familiar, sin embargo, para su tratamiento es necesario consultar un medico internista o cardiólogo ya que se requieren una serie de ajustes en el estilo de vida a fin de controlar no solamente la hipertensión arterial si no otros parámetros como glucosa, colesterol, triglicéridos y peso; esto debido a que, como mencionamos en la entrada anterior, “tratamiento de la hipertensión I”, esta enfermedad puede dañar diferentes órganos y sistemas, es un factor de riesgo para enfermedades del corazón (el infarto agudo de miocardio, por ejemplo) y otros órganos.

Dicho de otro modo, el tratamiento de la hipertensión implica tratar algunas enfermedades previas que quizá desconocíamos y prevenir otras que son ocasionadas por el efecto de la presión elevada en diferentes órganos.

Parece simple, sin embargo, en una sociedad como la nuestra, la dieta es muy alta en alimentos que pueden ser perjudiciales para la salud y para el control de muchas enfermedades. A continuación tratare de explicar cada uno de los componentes y daré algunos consejos sobre cómo lograr los objetivos.

Para tratar la hipertensión y otras enfermedades crónicas, son indispensables tres elementos:

  1. Régimen alimenticio
  2. Tomar el medicamento
  3. Rutina de ejercicio
Régimen nutricional

RÉGIMEN ALIMENTICIO

Todo lo que consumimos para nuestra nutrición, es parte de un régimen alimenticio, mejor conocido como dieta.

La gran mayoría de las personas planeamos nuestras comidas sin considerar si estas tienen un contenido balanceado y/o saludable; por ser la alimentación un pilar indispensable de la preservación del bienestar, la salud y del adecuado control de diversas enfermedades, es indispensable aprender a seleccionar los platillos con muchos nutrientes y, a la vez ayuden, en este caso particular, al control de las cifras de presión arterial.

¿Cómo lo hacemos? Para el caso especifico que nos ocupa, es necesario un balance entre los alimentos de diferentes grupos a fin de escoger sobretodo los que sean bajos en grasas y azucares simples, aquellos altos en fibra y las proteínas de origen animal más magras.

Las grasas saturadas son todas aquellas que tienden a ser sólidas a temperatura ambiente como la manteca, la mantequilla, la margarina, el aceite o manteca de coco. Hablando de platillos aquellos que son capeados, fritos, empanizados, rebosados, dorados, las tortas, los tacos, las gorditas, los tamales, etc, etc. Deben limitarse lo más posible.

Incrementar el consumo de carbohidratos o azúcares sanos, los alimentos claves son las frutas (manzana, papaya, fresa, ciruelas, cerezas, arándanos, ciruelas pasas, pera, durazno, chabacano y la toronja), los vegetales (pimiento morrón, repollo, brócoli, lechuga, cebolla, champiñones, alcachofas y tomate) y los cereales integrales (avena, granola, muesli), legumbres (frijoles, arvejas, chícharos, lentejas). Los vegetales son los que ocupan las porciones más grandes en las dietas preventivas y terapéuticas, hay que comerlos sobretodo crudos y para los que se comen cocinados de este grupo evitar freírlos o agregarles aceites y aderezos a base de mayonesa son las recomendaciones primordiales.

Alimentos con alto contenido de fibra (frutas, verduras, legumbres, harina de trigo integral y salvado), sobre los cereales me parece muy importante aconsejar verificar muy bien el contenido de azúcar de cada uno, existen innumerables cereales que se comercializan como altos en fibra y por lo tanto sanos, pero, también son muy altos en azúcar añadida, esto hace que lleguemos a nuestra meta de carbohidratos del día incluso solamente con el desayuno, evitar los cereales industrializados y crear nuestros propios cereales balanceados son excelentes conductas para evitar errores en este rubro.

Productos animales y vegetales con alto contenido de proteína dentro de los que las lentejas, el bacalao, el atún y el fletán tienen menos grasas saturadas, menos grasas totales y colesterol que las carnes rojas. Los pescados como el salmón, el atún, la caballa, la sardina y las anchoas de banco son ricos en ácidos grasos omega-3 los cuales mejoran la salud cardíaca porque pueden reducir algunas de las grasas presentes en la sangre. Hay que evitar consumir los pescados fritos y algunos otros con altas cantidades de mercurio como blanquillo, pez espada y caballa real.

Grasas saludables, también conocidas como grasas buenas son aquellas que tienen grasas monoinsaturadas poliinsaturadas, pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol, aguacate, almendras, nueces aceitunas, aceite de oliva y de maní. Las grasas buenas también Son fuente de grandes cantidades de calorías, deben preferirse a otras grasas, no obstante, su consumo de debe medir muy bien.

La grasas saturadas se encuentran en derivados animales carne de res, embutidos, tocino, lácteos no descremados.

La grasas trans tienen una conformación que las hace difíciles de digerir y por lo tanto susceptibles de ser almacenadas, se relacionan con hipertesión y enfermedad coronaria abundan en los refrigerios procesados, los productos horneados y bollos industriales (pan industrializado), la manteca y la margarina que con casi invariablemente se usan para el pan de panadería). espaciar lo mas posible el consumo de estos alimentos y preferir los lácteos descremados son las mejores opciones para la dieta saludable.

Lo recomendado es adquirir menos de 200 miligramos de colesterol por día, la yema de huevo, el hígado y la gran mayoría de vísceras.

El contenido de Sodio de los alimentos debe ser medido en hipertensión ya que puede causar retención de líquidos y activación de algunos circuitos que llevan a incremento de la presión arterial, la cantidad recomendada es menos de 2 gramos de sodio al día, esto equivale a entre 4.5 y 5 gramos de sal en 24 horas (te puede resultar orientador saber que 1/2 cucharadita de sal equivale a 3.5 gramos de sal).

¿Cómo unir todo este conocimiento y formar las porciones?

Existe un método para hacer el calculo de cuánto de cada cosa debo comer, los expertos y las asociaciones internacionales recomiendan el método del plato, al preparar tu plato llena la mitad de este con vegetales sin almidón (espinaca, zanahoria, tomates), llena un cuarto del plato con proteínas (atún, pechuga de pollo, carne magra) y llena el último cuarto con alimentos a base de cereales integrales o almidón (papa por ejemplo), puedes agregar una fruta y un vaso de agua simple o una taza de té o café sin endulzar.

Medicamentos

MEDICAMENTO

Los medicamentos para el control de la hipertensión se deben tomar todos los días, hay que llevar una bitácora de tensión arterial, una libreta en la que podamos anotar la fecha y la hora junto con las dos cifras, la tensión sistólica y la tensión diastólica, al inicio quizá sea importante tomarla diario mientras se hacen los ajustes necesarios de la dosis mínima que mantiene las cifras en metas; los medicamentos tardan entre 10 y 14 días en llegar a su efecto máximo después de la primera dosis y la meta depende de cada paciente y hay que consultarla con nuestro cardiólogo para estar bien enterados.

Una duda frecuente y generalizada, aunque podamos llegar a pensar que ya no lo necesitamos porque las cifras presión resulten normales siempre que las medimos, hay que recordar que el mecanismo que mantiene normal la presión esta alterado de forma irreversible y que la presión en niveles muy cercanos a lo normal es precisamente resultado del efecto sostenido del medicamento en el cuerpo, toda vez que suspendamos la medicación la presión se elevara de nuevo, puede descontrolarse incluso de tal forma que necesitemos ser vigilados en hospitalización porque entremos en riesgo de sufrir eventos cerebrales agudos de los que ya hemos hablado antes y que en lo futuro trataremos con mas detenimiento.

Los medicamentos se suspenden sólo si el médico y el laboratorio lo solicitan para realizar algún estudio especial, si solamente se nos solicita acudir en ayuno esto casi siempre implica tomar los medicamentos antihipertrnsivos de forma usual con la mínima cantidad de agua. Siempre que exista la duda al respecto es mejor preguntar por el medicamento en cuestión ya que el descontrol de la semana cifras de presión puede contraindicar algunos estudios y procedimientos médicos. Sobre el consumo conjunto de medicamentos con alcohol te invito a leer la entrada que trata en abundancia este tema.

RUTINA DE EJERCICIO

La rutina de ejercicio debe hacerse al menos 5 veces a la semana con descanso de dos días no seguidos. debe durar 30 minutos continuos y durante ese tiempo el esfuerzo realizado debe ser moderado (como el que hacemos al subir una escalera corriendo). A pesar de que muchos tenemos actividades diarias que implican trabajo físico o caminar mucho, estas actividades no ejercen el mejor efecto en el sistema cardiovascular; esta comprobado que para mejorar la salud cardíaca es necesario acelerar el corazón a una cierta frecuencia un cierto tiempo, para fines prácticos, trotar (esto es aproximadamente a una velocidad de 8 kilómetros por hora) durante mínimo 30 minutos es nuestra meta para cuidar la salud cardíaca.

Si somos principiantes, no hacemos ejercicio de forma regular o lo hacemos sólo en los días festivos es muy importante aceptar estas limitaciones e iniciar con una rutina mas corta, quizá 10 o 15 minutos de trote por día e ir incrementando 5 minutos cada semana hasta lograr el objetivo deseado. Si trotar no es opción para nosotros por algún problema mecánico, la lesión en las rodillas, por ejemplo, hacer elíptica (hay dispositivos de estos en los parques de la ciudad de México y en algunos camellones como parte de programas sociales para el cuidado de la salud), andar en bicicleta o nadar, son actividades aeróbicas que pueden ser equivalentes.

No es cosa fácil aceptar que, al estar enfermos, nuestra vida tiene que cambiar si queremos gozar de bienestar y prevenir complicaciones, para esto mucha gente se une a grupos de de ayuda y otros lugares que brindan asesoría en las nuevas responsabilidades de salud.

Déjame tus dudas y comentarios, igualmente revisa muy pronto mi siguiente entrada en la que hago deferentes opciones de platillos saludables y oriento un poco más sobre los grupos de alimentos, dentro de los grupos, los que son preferibles o más saludables y las porciones de cada uno de ellos.

¡Hasta pronto!

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Laura Belmont

Tema de Anders Norén