Laura Belmont

Blog personal de Laura Belmont. Información sobre salud integral y cardiovascular, enfermedades cardiacas y embarazo. Resuelve tus dudas y agenda una cita.

¿Qué es un electrocardiograma?

Un electrocardiograma es una prueba rápida, barata accesible y de una gran utilidad para la evaluación y el diagnóstico de múltiples enfermedades cardiovasculares; se trata de un estudio sencillo, no doloroso y no invasivo que genera una gráfica de 12 canales donde se muestra la actividad eléctrica de cada latido cardíaco.

Esta actividad eléctrica se registra desde la superficie corporal del paciente y se dibuja en un papel como un conjunto de trazos, en estos trazos se observan diferentes componentes u ondas que representan los estímulos eléctricos viajando desde las aurículas hacia los ventrículos por el sistema eléctrico del corazón (un sistema autónomo encargado de generar y conducir el impulso eléctrico o «chispa» a partir de la que se inicia el funcionamiento de toda la maquinaria en el sistema cardiovascular).

El aparato con el que se obtiene el electrocardiograma se llama electrocardiógrafo (inventado gracias a las contribuciones del médico holandés Willem Einthoven en la década de 1920).

Electrocardiógrafo.

Para captar la actividad eléctrica, el electrocardiógrafo utiliza electrodos (parches con una parte de pegamento que se adosa a la piel y una parte de gel unida a un botón metálico que se conecta a un cable para permitir la conducción y posterior transformación de la actividad eléctrica en la imagen clásica del electrocardiograma). Con 10 electrodos se obtienen 12 derivaciones, es decir, se dibujan en el papel 12 imagenes graficadas en función de tiempo y voltaje de los impulsos eléctricos del corazón tomados desde diferentes puntos del cuerpo. Existen derivaciones extra a estas 12, cada una con utilidad especifica dependiendo del problema que se intenta captar, en estos casos, se añaden más electrodos a la superficie corporal. El electrocardiograma básico, rutinario debe constar como mínimo de 12 derivaciones. El electrocardiograma de una persona sana tiene una forma específica; algunos médicos estamos capacitados para identificar cambios normales y anormales en las diferentes ondas, en base a ello determinamos si existe un problema, el tipo de problema, los estudios complementarios que deben realizarse para confirmar, descartar o ampliar el diagnóstico y definir el tratamiento.

Electrocardiograma de 12 derivaciones.

La utilidad general de un electrocardiograma es medir el ritmo y la regularidad de los latidos, el tamaño y posición de las aurículas y ventrículos. La gran mayoría de daños al corazón (crecimientos anormales, datos sugerentes de defectos en el funcionamiento de alguna estructura, riesgo de infarto o secuelas de este, etc.) los efectos que sobre él pueden tener diferentes enfermedades (como la diabetes y la hipertensión), ciertos fármacos o dispositivos implantados en el corazón (marcapasos, por ejemplo) y muchas cosas mas. Las alteraciones en el trazado son imprescindibles para la detección y análisis de las arritmias  cardíacas y la erradicación de las mismas. También resulta muy útil en los episodios agudos de enfermedad coronaria, como el infarto agudo de miocardio.

Es una prueba sencilla, disponible, rápida, que no produce ninguna molestia (es indoloro) y no tiene ningún riesgo para el paciente (no se envía ningún tipo de electricidad a través del cuerpo, solo detecta la actividad eléctrica que se general en el propio corazón). 

¿Cómo se realiza el electrocardiograma?

La enfermera o el médico conecta los cables del electrocardiógrafo a la piel del paciente por medio de los electrodos en diferentes puntos, tobillos, muñecas y pecho. De esta forma se captura el mismo impulso eléctrico desde diferentes puntos, en algunas ocasiones será necesario rasurar el vello de esa zona. Al termino del registro se retiran los electrodos y se da por terminado el procedimiento. Con la evaluación del electrocardiograma impreso, el médico se hace una imagen mental tridimensional de la actividad eléctrica del corazón y con esto da un reporte de gran utilidad para definir el bienestar cardiovascular del paciente.

Toma de electrocardiograma.

¿Quién debe tomarse un ELECTROCARDIOGRAMA?

En algún momento de la vida, todos requeriremos someternos a este estudio ya que la información que brinda es muy útil y valiosa al momento de evaluar la salud global de una persona.

Sin embargo, es muy importante no omitirlo toda vez que se intente descartar una enfermedad cardiovascular, en personas con desmayos, palpitaciones, sensación de desmayo, dolor torácico, enfermedades congénitas, hipertensión, diabetes, historia o sospecha de arritmias, pacientes que serán sometidos a diferentes tipos de cirugías, al iniciar actividades como deportes acuáticos (natación), en las revisiones de salud anuales, etc. Es muy importante consultar un médico, especialmente un cardiólogo o un médico internista para definir si es solamente este o algún estudio extra el necesario para evaluar cada caso en particular.

Espero te haya gustado, escríbeme tus dudas o comentarios, con mucho gusto te atenderé. Espera nuestra siguiente entrada con mas conocimientos sobre salud cardiovascular, deportes, nutrición y más.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

3 Comentarios

  1. Martha Villagomez 2019.08.21

    Great information and essay to read thanks

Dejar una respuesta

© 2021 Laura Belmont

Tema de Anders Norén